consume cannabis

ECOSISTEMA frágil LOMAS DE PACHACÁMACFOTO: ASOCIACIÓN DEFENSORES DE LAS LOMAS

EL EXITOSO CASO DE LA DEFENSA DE LAS LOMAS DE PACHACÁMAC

El triunfo para la naturaleza sobre las pretensiones de explotar cemento.

Publicado: 2020-06-25

En medio de la pandemia que estamos viviendo, las primeras semanas asistimos al espectáculo impensado de la naturaleza, mares recobrando su color y limpieza, cielos despejados, animales silvestres “invadiendo” ciudades; pero conforme pasaban los días empezaron las malas noticias, toneladas de más y nueva basura compuesta por mascarillas y guantes de látex en el océano; intención de invasiones en lomas costeras y en patrimonio arqueológico, y para redondear la faena, seis proyectos de ley presentados por congresistas proponiendo la formalización de invasiones que se encuentran mayoritariamente en áreas de ecosistemas frágiles.

De vuelta a la normalidad ambiental sombría, una muy buena noticia para la naturaleza se acaba de registrar: El Ministerio de la Producción (PRODUCE) el pasado 21 de abril dio por concluido el procedimiento de aprobación de la Modificatoria de Evaluación de Impacto Ambiental (MEIA) del Proyecto “Cantera Cristina” de la empresa Unión Andina de Cementos (UNACEM), en pocas palabras: LA PROTECCIÓN DE LAS LOMAS DE PACHACÁMAC SE IMPUSO A LA EXPLOTACIÓN DE CEMENTO.

Un caso excepcional y digno de resaltar, por la lucha pacífica (único en el país) iniciada por la Asociación Defensores de las Lomas en conjunto con la participación de los diversos actores sociales y la participación final de la municipalidad distrital de Pachacámac, se logró paralizar la continuación de la pretendida explotación minera por parte de UNACEM sobre el ecosistema frágil conformado por las lomas de Pachacámac. Todo un triunfo para la naturaleza y de la acción de los defensores de las lomas de Pachacámac, más aún si se trata del ecosistema de lomas costeras, que a pesar de ser reconocido por el Ministerio de Agricultura y Riego (MNAGRI) desde el año 2013 como ecosistema frágil y a finales del año pasado haberse creado el Área de Conservación Regional Sistema Lomas de Lima, las amenazas y agresiones no cesan, tanto de invasiones, tráfico de tierras, actividad minera, obras de infraestructura pública y privada, entre otros.

LO QUE MAL EMPIEZA

El favorable desenlace para la naturaleza en Pachacámac tomó casi tres años de larga y dura pelea, donde UNACEM (ex Cementos Lima y en sus inicios Compañía Peruana de Cementos Portland) desde hace más de 100 años tiene una gran concesión que abarca Atocongo (Villa María del Triunfo) y áreas de lomas costeras, sitios arqueológicos y valle de los distritos de Pachacámac y Lurín.

UNACEM el año 1998 logró la aprobación de su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) “Proyecto Cantera Cristina” por parte del Ministerio de Energía y Minas (MEM). Diecinueve años después (el 3 de julio del 2017) con la intención de ampliar la explotación de cemento presenta al PRODUCE una solicitud de evaluación de la MEIA del Proyecto “Cantera Cristina”; respecto al cual el año 2013 ya habían declarado el Plan de Cierre de la Mina ante el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), sin ejecutar ni concluir las acciones de remediación ambiental. Se da entonces inicio a un proceso de numerosos cuestionamientos legales, administrativos, ambientales y sociales por el actuar de la empresa y de las autoridades públicas competentes. 

Una solicitud de evaluación de la MEIA del Proyecto “Cantera Cristina”; respecto al cual el año 2013 ya habían declarado el Plan de Cierre de la Mina ante el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), sin ejecutar ni concluir las acciones de remediación ambiental.

El primer cuestionamiento vino de la sociedad civil organizada, liderada por la Asociación Defensores de las Lomas, de Pachacámac (organización civil sin fines de lucro integrada por una pluralidad de miembros como vecinos, residentes, propietarios, juntas de regantes, empresarios locales), señalando que el instrumento de gestión ambiental presentado para su evaluación no correspondía a una MEIA, sino a un EIA. No se trataba de una modificación que ampliaba el “Proyecto Cantera Cristina” aprobado en 1998, sino de un nuevo proyecto y sobre todo en un contexto ambiental, técnico, legal y sobre todo social diferente que el de diecinueve años atrás.

El segundo cuestionamiento fue el tema de la autoridad competente para aprobar la MEIA de UNACEM. Como se señaló, el EIA del “Proyecto Cantera Cristina” fue aprobado por el MEM, sin embargo para la solicitud de aprobación de la MEIA, debido a cambios normativos en el 2017, la herramienta de gestión ambiental propuesta pasó a manos de PRODUCE, ministerio que en esa fecha (y aún ahora) presenta una novel área ambiental con muchas imprecisiones (a diferencia del MEM que tiene una Dirección General de Asuntos Ambientales de larga trayectoria y consolidación).

Ninguno de estos dos cuestionamientos fue abordado por UNACEM, ni por las autoridades competentes a través de un oportuno diálogo. Por el contrario los diversos defensores de las lomas de Pachacámac fueron soslayados de estas observaciones, a las cuales fueron sumándose otras más desde el año 2017.

LOMAS O CEMENTO

Luego vinieron los cuestionamientos de fondo, tanto para lo referido a lo ambiental, a la salud, y a lo social. La producción de cemento se basa en la explotación de canteras a partir de dinamitar rocas y tierras en grandes cantidades. Normalmente eso se hace en lugares áridos y alejados de zonas pobladas donde el nivel de impactos negativos al medio ambiente y las personas es mínimo. Sin embargo, para el caso de la MEIA “Proyecto Cantera Cristina”, UNACEM pretendía hacer esto en un área de lomas costeras, reconocida como “ecosistema frágil” en el 2013 por el MINAGRI. Es decir, explotar cemento literalmente volando las lomas de Pachacámac.

La explotación de cemento literalmente representa volar con explosivos y desaparecer las lomas de Pachacámac
Foto: Coordinadora de Lomas Costeras del Perú

El cuestionamiento de ¿cómo compatibilizar cemento y lomas costeras? de la Asociación Defensores de las Lomas, nunca encontró respuesta ni voluntad de explicación de parte de UNACEM. Por el contrario, utilizó un recurso legal conseguido unos años antes, cuando la empresa recurrió a la vía judicial del amparo y “logró” que no se aplique el reconocimiento de ecosistemas frágiles solo a las lomas de Pachacámac, es decir, normatividad favorable exclusiva y excluyente para la explotación de cemento sobre el valor y fragilidad del ecosistema.

Desaparecer cerros y colinas en las lomas de Pachacámac también implica impactar negativamente el recurso hídrico no solo del ecosistema, sino del valle de Pachacámac, afectando además de lo ecológico, a agricultores, propietarios, colegios, empresarios locales, regantes y población en general, más aún en un contexto donde en toda la costa del Perú y en el sur de Lima ya existe estrés hídrico y hace rato la demanda superó la oferta de agua en los valles, siendo Pachacámac, por ahora, una excepción y eso gracias al ecosistema de lomas que cumple una fundamental función de captación y reserva de agua. Al respecto, el Servicio Nacional de Forestal y Fauna Silvestre (SERFOR), autoridad competente en materia de ecosistemas frágiles formuló sus observaciones a la MEIA, las cuales no han sido absueltas por la empresa.

El cuestionamiento al tema del recurso hídrico por parte de las comisiones de riego de Pachacámac, fue tal que UNACEM terminó posteriormente incorporando a su MEIA un estudio específico. Sin embargo sus resultados nunca fueron clara y transparentemente difundidos y explicados a la sociedad civil interesada y afectada directa.

SALUD O CEMENTO

El área de influencia de operaciones de UNACEM se encuentra próxima a extensas y densas poblaciones de los distritos de Villa María del Triunfo, Pachacámac y Lurín y, concretamente Centros Poblados del Valle de Pachacámac. La explotación de canteras para la producción de cemento implica la generación de altas cantidades de material particulado (polvo y minerales) que por las explosiones quedan en suspensión en el aire, que luego son transportadas por el viento hacia las zonas urbanas, cuya población, en especial niños, mujeres gestantes y ancianos, que en la actualidad presentan problemas de infecciones y enfermedades respiratorias debido a condiciones climáticas de alta humedad gran parte del año, y con el “Proyecto Cantera Cristina” incrementaría el riesgo de agravar más esta situación. Al respecto, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI) emitió un informe técnico con observaciones al modelamiento de dispersión de la MEIA, el cual UNACEM no lo ha absuelto.

PROCESO ANTIPARTICIPATIVO Y ANTISOCIAL

Y como si no hubieran sido suficientes los cuestionamientos ambientales y para la salud de la población, un tema central y determinante para la aprobación de cualquier proyecto minero, energético, industrial, etc., no solo administrativamente, si no socialmente presentó serias deficiencias e irregularidades. La muestra más clara de ello fue que la Audiencia Pública, mecanismo fundamental del proceso de participación ciudadana contemplado en la normativa ambiental de todo sector productivo, fue dos veces suspendida por incumplimiento de UNACEM al no brindar información de manera completa, accesible y pública a las autoridades locales como la Municipalidad Distrital de Pachacámac y demás actores de la sociedad civil.

Segunda Audiencia Pública frustrada de la MEIA "Proyecto Cantera Cristina" de UNACEM 
Foto: Asociación Defensores de las Lomas

Ante esta situación la Asociación de Defensores de las Lomas en el año 2018 solicitó al PRODUCE un plazo razonable de 18 meses para luego de acceder a toda la información de la MEIA, revisarla, analizarla por expertos, socializarla entre los integrantes de la asociación y grupos de interés en general y así poder intervenir adecuadamente en el proceso de participación ciudadana. La solicitud no fue atendida y mientras se programaba y reprogramaba la Audiencia Pública otros grupos de interés como Centros Poblados, propietarios, productores agropecuarios, empresarios locales, colegios también expresaron su preocupación sobre la falta de información de la MEIA.

La Municipalidad Distrital de Pachacamac, en una intervención fundamental, también solicitó a PRODUCE información completa de la MEIA y finalmente terminó accediendo a ello. Por su parte la Asociación de Defensores de las Lomas y la Coordinadora de Lomas Costeras del Perú por sus propios medios lograron también conseguir tanto el EIA del año 1998 como la MEIA completa y difundirla masivamente a través de redes sociales, así como la revisión minuciosa de la documentación.

Tras una revisión del capítulo de Participación Ciudadana de la MEIA, el cual incluye una metodología de investigación social que levante datos, brinde información, registre a los grupos de interés involucrados con el Proyecto, así como sus percepciones, dudas, observaciones, comentarios, posiciones; se pudo observar y luego verificar cotejando audios con las entrevistas procesadas, que la información presentaba inconsistencias tanto de forma y fondo; además de que la muestra no fue representativa, muchos actores claves no fueron incluidos.

A pesar de todos los cuestionamientos mencionados, la Audiencia Pública fue programada y terminó siendo suspendida en una primera oportunidad debido al rechazo mayoritario al proyecto de parte de la sociedad civil; y la reprogramación de una nueva y segunda Audiencia Pública, programada entre gallos y medianoche dentro de la semana de celebraciones de nuestras fiestas patrias, concluyó frustrada ante el reclamo de los actores sociales con el levantamiento de una acta por PRODUCE donde se señala una nueva suspensión, principalmente por la oposición general de los asistentes y la presentación de una cuestión previa por parte de la Asociación de Defensores de las Lomas planteando la nulidad de la reunión.

La reprogramación de una nueva y segunda Audiencia Pública, programada entre gallos y medianoche dentro de la semana de celebraciones de nuestras fiestas patrias, concluyó frustrada ante el reclamo de los actores sociales con el levantamiento de una acta por PRODUCE donde se señala una nueva suspensión.

CONFLICTO SOCIOAMBIENTAL SUIGENERIS

El caso de la defensa de las Lomas de Pachacámac ante la intención de explotar cemento por parte de una empresa con larga trayectoria, influencia y poder, y que se desencadenó en un conflicto socioambiental es un caso excepcional en el país, a diferencia de otros (Cajamarca, Apurímac, Arequipa, Cusco) la lucha no devino en violencia (toma de carreteras, enfrentamiento con la Policía), la pelea fue estrictamente legal y social, utilizando los medios pacíficos que franquea la ley y respetando la institucionalidad.

Defensores de las Lomas de Pachacámac caso único de lucha por la naturaleza de manera pacífica y en estricto cumplimiento de la ley y respeto a la institucionalidad.
Foto: Asociación Defensores de las Lomas

Y lo clave en ello fueron los recursos presentados a PRODUCE por la Asociación de Defensores de las Lomas, primero solicitando información, luego señalando observaciones, cuestionamientos válidos a los diferentes aspectos centrales como la competencia de aprobación de la MEIA, que a pesar de ser el Ministerio de Energía y Minas quien aprobó el EIA, para el caso de la MEIA pasó a PRODUCE. Todo esto llevó a que en el año 2018, PRODUCE remitiera al Ministerio del Ambiente (MINAM) la solicitud de los Defensores de las Lomas para la determinación de la Autoridad Competente que conduzca la evaluación de la MEIA. Y esto tampoco estuvo exento de irregularidades. Primero MINAM responde señalando que el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenible (SENACE) es la autoridad competente. PRODUCE traslada toda la documentación al SENACE, para finalmente en solo tres meses el MINAM retrocede y señala que PRODUCE es el que tiene la competencia.

Ante este confuso y cuestionable ida y vuelta administrativo sobre la entidad competente, la Asociación Defensores de las Lomas insiste en solicitar la nulidad de los actos administrativos de PRODUCE para la aprobación de la MEIA. A su vez, la Municipalidad Distrital de Pachacámac a través de su área de Procuraduría desempeña un rol determinante no solo presentando también un recurso de nulidad, sino señalando a PRODUCE que en caso de insistir se iniciarán acciones no solo administrativas sino penales por todas las irregularidades cometidas a lo largo del proceso.

CRÓNICA DE UN DESISTIMIENTO ANUNCIADO

Ante toda esta presión, recursos y apelaciones presentados donde la sociedad civil manifiesta su total oposición al proceso de aprobación de la MEIA del “Proyecto Cantera Cristina”, según una fuente del mismo PRODUCE, lo que habría determinado un último y determinante cuestionamiento fue el hecho de que el proyecto considera como uno de sus componentes un polvorín de explosivos, el cual no solo por su cantidad, sino por su ubicación en una zona donde se encuentra el ducto que transporta gas natural de Pisco a Ventanilla, pasando por la refinería de Conchán y el riesgo de una explosión que esto pueda representar (la tragedia de pérdidas de vidas humanas en Villa El Salvador por la explosión de un camión cisterna de gas licuado de petróleo aún está en la retina y memoria), terminó de bajarle el dedo a su aprobación. Entonces no le quedó otra opción a UNACEM que presentar a PRODUCE la solicitud de desistimiento al procedimiento de aprobación de la MEIA “Proyecto Cantera Cristina”.

VICTORIA PARA LA NATURALEZA, PERO NADA QUE CELEBRAR, MUCHO QUE SEGUIR PELEANDO

Si bien el caso de la defensa de las lomas de Pachacámac ante la intención de explotar cemento es una importante victoria para la protección de uno de nuestros valiosos ecosistemas frágiles, gracias al trabajo organizado y unido de una diversidad de actores sociales no solo agrupados, sino integrados y representados en la Asociación de Defensores de las Lomas conjuntamente con la Municipalidad de Pachacámac, que desplegaron esfuerzos y recursos propios para la defensa legal, acciones de difusión y una campaña a favor de la conservación, el desistimiento de UNACEM y por lo tanto la culminación del procedimiento administrativo, eso no significa que la empresa haya dejado de lado su intención de persistir más adelante con una nueva solicitud de aprobación a su proyecto. Si eso sucediera, la sociedad civil tiene muy claro que no es compatible la explotación de cemento en las lomas de Pachacámac, cuenta con información, está organizada y sobre todo empoderada. Por lo tanto, lo único que le queda a la empresa es proponer un EIA detallado y llevar a cabo un proceso de Participación Ciudadana con información transparente y pública sobre su proyecto, pero en otra área que no sea las lomas.

Una excepcional victoria de la naturaleza, pero aún un largo camino que seguir luchando para pasar del "Salvemos las Lomas" a "Las lomas para Siempre"
Foto: Asociación Defensores de las Lomas

La exitosa defensa de las lomas de Pachacámac frente a la intención de explotación de cemento, si bien nos deja una lección valiosa no solo para investigar y sistematizar, es necesario también avanzar de la defensa por la protección de las lomas de Pachacámac a la propuesta de conservación y sustentabilidad del ecosistema frágil; resolver de una buena vez el tema del Parque Metropolitano Paul Poblet Lind, en coordinación con la Municipalidad Metropolitana de Lima y teniendo como actor principal a la municipalidad distrital de Pachacamac; el desarrollo de proyectos de investigación, productivos, educativos y de conciencia ambiental, ojalá con la empresa como socio de los defensores de las lomas, o sin la empresa, de tal forma que se pase de la frase: "SALVEMOS LAS LOMAS" a "LAS LOMAS PARA SIEMPRE".


Escrito por

Herless Alvarez Bazán

Periodista de ciencia y política. Runner de caminos nuevos o no transitados


Publicado en

ConCIENCIA

Artículos, notas e información sobre ciencia en todos los aspectos de nuestro quehacer político, social, cultural, ambiental y humano.