rechaza cualquier tipo de violencia

Loma de Amancaes. Foto: Herless Alvarez

VERIFICACIÓN DE HECHOS EN LA CREACIÓN DEL ACR SISTEMA DE LOMAS DE LIMA

Fact checking de lo verdadero, impreciso y falso de las expectativas sobre la protección, conservación y sustentabilidad de los ecosistemas de lomas costeras a partir de la creación de la nueva área de conservación regional de Lima Metropolitana.

Publicado: 2019-12-31

El pasado 07 de diciembre se estableció de acuerdo a ley (DS N° 011–2019 MINAM) el Área de Conservación Regional (ACR) Sistema de Lomas de Lima, hecho inédito para la ciudad capital y por cierto, con gran retraso en su creación (el Callao desde el 2006 cuenta con el ACR Los Humedales de Ventanilla; incluso la región Lima también tiene una, el ACR Albufera del Medio Mundo, en Huacho, desde el 2009).

Más vale tarde que nunca, dice la frase popular, aplicable para las lomas costeras de Lima Metropolitana, ecosistemas que desde inicios de los años 90 empezaron a protegerse y conservarse por única y exclusiva iniciativa de la población local (el caso pionero de Lomas de Lúcumo en Pachacamac), años después se sumaron las lomas de Paraíso (Villa María del Triunfo); lomas de Amancaes (en los distritos del Rímac, Independencia y San Juan de Lurigancho); Primavera (Carabayllo); Mangomarca (San Juan de Lurigancho), y el Parque Metropolitano Paul Poblet y las lomas de Pachacamac en los últimos años.

La propuesta de ACR Lomas de Lima se hizo por primera vez en el último año de gestión municipal de Susana Villarán (2013 – 2014), lamentablemente no se logró crearla y tuvo que esperar 6 años (dos gestiones ediles) para concretarse. Es por ello que representa un importante logro para las organizaciones locales, integrantes de ONG, Cooperación Internacional, profesionales, universidades, estudiantes y demás personas de la sociedad civil que llevan muchos años involucrados en la protección y conservación de las lomas.

Sin embargo, los diversos y cada vez más graves y complejos problemas de las lomas como son las invasiones y el tráfico de tierras, los proyectos de inversión pública y privada como agua potable y saneamiento, torres de alta tensión, trochas ilegales, actividad minera formal e informal, el turismo masivo descontrolado, han generado muchas expectativas de solución en las diferentes organizaciones defensoras de las lomas y actores involucrados en general, respecto a la creación del ACR.

Así como las promesas y discursos de líderes políticos (a los cuales estamos bastante acostumbrados) suelen caer en excesos, mentiras e inexactitudes, también pueden presentarse en las expectativas que se generan ante una propuesta de solución, sea un proyecto de desarrollo de una ONG, de responsabilidad social de una empresa privada o la promulgación de una ley o norma como es el caso de la creación del ACR mencionada.

Por ello, se presenta a continuación una verificación o fact checking de datos que permitan discriminar lo real de lo falso, lo seguro de lo probable y lo cierto de lo dudoso sobre las expectativas de la creación del ACR Sistema Lomas de Lima que sirvan para tener claro los retos y sobre todo el duro trabajo que continuará, esta vez ya no solo con el sacrificado esfuerzo de las asociaciones defensoras de lomas en solitario, sino con la gestión y administración de la Municipalidad Metropolitana de Lima y los distritos involucrados.

No se trata de encontrar “mentiras” sino de evidenciar una situación en la cual, luego de creada el área de conservación, las expectativas no se basen en emociones y creencias que luego al confrontarse (estrellarse) contra la realidad se caiga en el extremo de la decepción (nada funciona) o la desconfianza (nos engañaron una vez más).

El Área de Conservación Regional (ACR) Sistema de Lomas de Lima:

De las 19 lomas costeras declaradas como ecosistemas frágiles por el SERFOR(1) en la ciudad de Lima, 3 están consideradas en la creación del ACR: Primavera (Carabayllo), Amancaes (Rímac, Independencia y San Juan de Lurigancho), y Paraíso (Villa María del Triunfo). Por lo tanto, solo el 15% de todas las lomas de la ciudad de Lima están protegidas legalmente, el resto, 16 (85%) continuarán en desprotección total frente al explosivo e impune avance de las invasiones y tráfico de tierras principalmente.

La creación de un área natural protegida por el Estado de acuerdo a ley(2) plantea como requisito esencial que el lugar sea de propiedad estatal. En las ACR(3), al no ser intangibles (es decir, se permite el uso directo o extractivo) de darse el caso que el área a proteger incluya propiedad de terceros, debe considerarse para tal fin un proceso de consulta y los respectivos acuerdos de consentimiento.

En el caso del ACR Sistema Lomas de Lima se estableció el área y los límites solo en extensiones consideradas propiedad del Estado, por lo tanto quedaron fuera extensiones considerables de áreas del ecosistema frágil en superposición de terceros como invasiones, asentamientos humanos, concesiones mineras que se encuentran precisamente en mayor nivel de afectación por su desprotección. Más aún, si se toma en cuenta que las ACR a diferencia de las ANP de nivel nacional no cuentan con zonas de amortiguamiento, es decir áreas adyacentes al sitio protegido donde se establece restricciones parciales de uso para dar un nivel adicional o complementario de protección al ANP.

Como ya se mencionó en el punto 2, las ACR no son intangibles, es decir, permiten el uso directo de sus recursos, siempre y cuando sean compatibles con los objetivos de conservación por los cuales fueron creadas. Entonces, sí se podría permitir en ellas actividades o proyectos extractivos, obras públicas(4) o privadas. Esto no debería preocupar o llevar a una oposición a priori, sin embargo, conociendo la historia de actividades extractivas y proyectos en el país donde sus estudios de impacto ambiental (EIA) decían no tener impactos nocivos para el ambiente y por ende fueron aprobados, terminaron con pasivos ambientales de manera impune.

Como ya se mencionó líneas arriba, la propuesta de creación de ACR se hizo por primera vez en el último año de la gestión de la ex alcaldesa Susana Villarán. Fue un proceso que entre el 2013 y 2014 involucró a los diferentes representantes de las organizaciones defensoras de lomas de la ciudad, ONG, profesionales relacionados con el tema, universidades, estudiantes y otros miembros de la sociedad civil. Lamentablemente no se concretó en su creación. Luego en el siguiente periodo municipal del ex alcalde Luis Castañeda no hubo interés en retomar la propuesta, sino hasta el último año de gobierno, donde además aparece el proyecto del PNUD EbA Lomas que retoma el expediente pero nuevamente no se creó. Es así como en la nueva y actual gestión municipal de Jorge Muñoz (a la tercera fue la vencida) se logró sacar el ACR.

Por lo tanto, el ACR Sistema de Lomas de Lima es el resultado de 3 gestiones municipales, de las asociaciones defensoras no solo de las tres lomas involucradas, y sobre todo de las que no lo están, sumado a ONG, cooperación internacional, especialistas y profesionales numerosos comprometidos con el tema. 

Las ACR están bajo la administración de los gobiernos regionales. En el caso de la ACR Sistema Lomas de Lima, le compete a la MML, a través de su Programa de Gobierno Regional, responsabilizarse de la gestión del sitio. Sin embargo, hasta ahora no se ha cumplido con la transferencia plena de funciones regionales a la municipalidad y por ende muchas actividades y tareas de gestión de la ACR se verán afectadas en su cumplimiento por ello, al menos en el corto plazo.

Como ya se mencionó en el punto 5, la responsabilidad de la gestión y administración total y plena del ACR a partir de ahora está a cargo de la MML, las cuales deben abarcar las actividades de protección y conservación como son la oferta de ecoturismo, campañas de reforestación y riego, limpieza, voluntariado que se vienen llevando a cabo a través de las asociaciones defensoras de las lomas. Sin embargo, el rol que desempeñarán las organizaciones locales, establecida el ACR, no está planteado ni desarrollado de manera explícita en el expediente de creación, menos aún los mecanismos de participación local.

Lo primero que contempla la creación de la ACR es la conformación y constitución de un Comité de Gestión encabezado por la MML e integrado por representantes del sector público, privado y de la sociedad civil vinculado con el tema. En segundo lugar, la elaboración del Plan Maestro del área natural protegida, instrumento fundamental que debe establecer los lineamientos, objetivos, planes, programas y proyectos para el ACR. Por lo tanto, el rol y participación de las organizaciones defensoras locales en la nueva gestión y administración las de lomas tendría que ser un punto importante en la elaboración del Plan Maestro del sitio. 

Ninguna ANP nacional, ni mucho menos a nivel regional puede ser sostenible económicamente con el presupuesto estatal asignado, la protección y conservación demandan por lo tanto mecanismos complementarios de financiamiento, los cuales aún se están por ingeniar y es quizá el principal y mayor reto para un ACR. 

Como ya se mencionó en un punto anterior, una de las primeras y esenciales tareas que tiene que hacerse es la elaboración del Plan Maestro (PM) del ACR, herramienta fundamental de gestión. El PM es elaborado mediante procesos participativos y se revisa su cumplimiento cada 5 años. Contiene la zonificación, estrategias y políticas generales para la gestión del área, la organización, objetivos, planes específico requeridos y programa de manejo, los marcos de cooperación, coordinación y participación relacionados con el área. Es un proceso que representa dinero y sobre todo tiempo, por lo tanto obras y actividades de protección y conservación no se realizarán de manera inmediata o pronta como seguramente se espera.

Así es, puesto que seguirán desprotegidas, más aún si en el caso de las ACR no se contempla la existencia de zonas de amortiguamiento donde se establecen parciales restricciones y acciones de conservación para dar un nivel adicional o complementario de protección. Lo más probable es que las invasiones se incrementen ¿cómo frenarlo?, complicada tarea que no se contempla en la creación de la ACR Sistema de Lomas de Lima.

Al no considerarse en la creación del ACR a zonas donde existen problemas de superposición de terceros, las poblaciones de invasiones y asentamientos humanos no han sido tomadas en cuenta en el proceso de mapeo de actores, solo se hizo el estudio con las asociaciones locales de defensores de las lomas involucradas. Por lo tanto no se sabe con exactitud quiénes y cuántos son, cuáles son sus percepciones y en especial su posición respecto a la protección y conservación del sitio. Por lo tanto, no se ha contemplado una estrategia o planes de cómo incorporar a estas poblaciones y sobre todo convertirlas en aliadas de la conservación. Otro reto complejo y complicado que tendrá que asumir la MML a través del Plan Maestro del ACR.

Como ya se dijo en puntos anteriores, la propuesta de creación de ACR desde sus inicios (en el 2013) hasta su creación el pasado 7 de diciembre, solo contempla la protección legal de 3 de las 19 lomas de Lima Metropolitana, por lo tanto las restantes 16 lomas seguirán en total desprotección. No se han considerado otros mecanismos como creación de Áreas de Conservación Privada, Concesiones para Conservación y Ecoturismo, Declaratoria de Paisaje Cultural. Recientemente Pachacamac emitió una ordenanza que establece de interés público y declara la intangibilidad de los ecosistemas de lomas en su ámbito distrital, sin embargo, al no estar considerados en el sistema de área naturales protegidas del país como opciones de áreas de protección local (APL) no aseguran su efectividad legal. 

Queda claro que luego de la verificación hecha, si queremos proteger, conservar y hacer sustentables nuestras lomas no alcanza con la creación del ACR.

Finalmente, vale celebrar un resultado, pero la recompensa se encuentra en el gran esfuerzo de varios resultados, en un esfuerzo total y de todos (municipalidad, defensores de lomas, sociedad civil y sobre todo población local y de Lima, defendiendo, conservando y gestionando nuestras 19 lomas) y un esfuerzo total implica un resultado completo #TodasNuestrasLomasParaSiempre


Notas:

1 Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR). Lista actualizada de ecosistemas frágiles. En: https://www.serfor.gob.pe/wp-content/uploads/2018/07/Lista-de-Ecosistemas-Fr%C3%A1giles-19-07-2018.pdf

2 Ley N° 26834 (17 de junio de 1997), Ley de Áreas Naturales Protegidas.

3 Áreas de Conservación Regional. Documento de trabajo. Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP). En: https://www.sernanp.gob.pe/documents/10181/147284/5+Doc+Trabajo+Areas+de+Conservacion+Regional+(1).pdf/ea712fc6-7e14-459c-b281-06007aa7aa02

4 El actual alcalde de Lima Metropolitana, Jorge Muñoz ya anunció las próximas licitaciones de grandes obras públicas como el nuevo anillo vial y un posible teleférico que abarcarían parte de las lomas de Amancaes (ACR Lomas de Lima) y las lomas de Mangomarca.


Escrito por

Herless Alvarez Bazán

Periodista de oficio, humanista, ambientalista y runner por convicción.


Publicado en