Están disueltos, pues

CARRERA 10K ENTEL LO QUE SE PROMETE Y SE INICIA, SE CUMPLE Y SE TERMINA

Lo virtual no es real y termina alejándonos de la realidad

Publicado: 2019-11-17

Los 10k ENTEL, “la carrera que dura 10 años” de acuerdo al eslogan de la empresa de telefonía organizadora, luego de su quinta versión ya se habían convertido no solo en la carrera más esperada y popular por ser una distancia y ruta asequible para un público multitudinario y variado, sino en una promesa planteada por los organizadores.

Algunos se inscribieron por la novedad de un evento deportivo único en su género realizado en Lima y probablemente en el mundo (correr 100 km en 10 años). Individualmente, en pareja o en grupo empezar como un juego, intentarlo el segundo año, seguir en el tercero y ya en el cuarto y quinto año, en el 2018, se convirtió para muchos en una promesa.

La promesa de quien se propuso no solo bajar de peso para verse mejor, sino saludable e ir consiguiéndolo; la de la pareja donde uno de ellos runner convenció o contagió al otro para que corran juntos y cada año sentirse mejor, quererse mejor; el niño que corrió como tal y que al quinto año pasó a ser adolescente, o el joven que se convirtió en adulto; el que empezó como estudiante universitario y ahora es profesional; el que empezó con una licenciatura y hoy tiene una maestría; el que se inició corriendo por un familiar enfermo para darle ánimos y en 5 años ver que se superó la adversidad juntos o si esa persona querida ya no está, correr con su recuerdo; el que a pesar de un cáncer corrió para decirse “de esta salimos de todas maneras corriendo”.

En este sexto tramo o año ENTEL decidió cambiar el formato de la carrera, hacerlo “virtual”. Es decir, ya no congregar a los miles de corredores en el punto de partida acompañados y alentados en toda la ruta y en la llegada por sus familiares, amigos, parejas o el público en general que también hizo suya esta carrera.

“Queremos descentralizar la carrera, que la gente realice los 10k en cualquier parte del país”, fue la razón que según la empresa organizadora los llevó a tomar la decisión. “Puedes correr los 10k donde tú quieras y a la hora que quieras” dice la promoción comercial. “Este año nosotros ponemos la carrera y tú las reglas” es la nueva “promesa” o eslogan a partir de este año en adelante.

Justificaciones para no seguir con un propósito o terminar un compromiso siempre habrán, resultan entendibles las razones que buscan incluir a corredores de otras ciudades del país con fines de descentralización.

Sin embargo este cambio no deja de ser sorpresivo y ha generado además de desilusión razonables dudas. Es conocida la situación de incertidumbre respecto a lo que va a pasar con el principal auspiciador HUAWEI el próximo año debido al rompimiento con Google, lo cual ha tenido implicancia en la política de reducción de costos y una posible afectación a las ventas de sus equipos y por ende sus ganancias.

Si esas fueron las razones de fondo y los organizadores las hubieran expuesto se habrían comprendido. Como dice una conocida frase aplicable a nivel personal y sobre todo empresarial: “siempre es mejor decir la verdad a pesar de quedar mal o generar un mal momento, que perder la confianza por ocultar las cosas o peor aún mentir”.

Queda claro que los compromisos de otros se pueden romper porque nada es para siempre, pero a pesar de ello, los que sí los cumplimos lo hacemos acompañados o solos.


Escrito por

Herless Alvarez Bazán

Periodista de oficio, humanista, ambientalista y runner por convicción.


Publicado en