En la madrugada de hoy los medios brasileros abrieron noticias informando sobre la toma de la embajada de Venezuela en Brasilia realizada por partidarios de Juan Guaidó, auto proclamado presidente encargado de Venezuela.

Diarios como Fohla de Sao Paulo, la Red Globo y otros internacionales como El País de España, señalaron que una veintena de personas luego de trepar los muros invadieron la sede diplomática venezolana en Brasilia tomando posesión de ella.

El mencionado medio brasilero señala también que a pesar de que la Policía Militar fue comunicada del hecho para que se presente a la sede diplomática, una vez en el lugar no pudo hacer nada puesto que se trata de un territorio extranjero. Estos hechos fueron también confirmados por un grupo de parlamentarios brasileros del Partido de los Trabajadores (PT).

"La Embajada fue sitiada por un grupo de brasileños y venezolanos de madrugada, hay indicios de que la policía del Distrito Federal o la Cancillería han facilitado o protegido la acción de los golpistas y han intentado tomar por la fuerza ese espacio", informó el diputado del Partido de los Trabajadores (PT) Paulo Pimenta a través de sus cuentas en redes sociales.

De acuerdo al mencionado parlamentario, a pesar de que hubo un “conflictos bastante violento” entre el grupo invasor seguidores de Guaidó y el personal diplomático, no se registraron heridos u otra situación de gravedad que lamentar. Pimenta señaló también que esta acción de fuerza estaría sien do apoyada por el mismo gobierno brasilero de Jair Bolsonaro, esto en vista de que la policía del Distrito Federal e incluso a cargo de la custodia de la sede diplomática no mostró firmeza para proteger las instalaciones facilitando la intromisión al lugar. Sin embargo, es preciso señalar que al tratarse de una embajada la extraterritorialidad impide que fuerza policial o militar pueda intervenir al interior de ella.

Es importante anotar también, que en el caso de la embajada de Venezuela en Brasilia, además de ser la sede de los representantes y personal diplomático, también es residencia de los funcionaros venezolanos quienes residen con sus familias.

Así mismo, no es la primera vez que seguidores de Guaidó irrumpen en la Embajada de la capital brasileña desde que Jair Bolsonaro, asumió la presidencia de Brasil, reconoció a María Teresa Belandria —representante del auto proclamado presidente— como embajadora de Venezuela en Brasil. Por lo tanto, luego de varios intentos fracasados de tomar el edificio y desalojar a los empleados enviados por Maduro, quien no es reconocido por Brasil como presidente legítimo de Venezuela esta vez lo habrían logrado.

Este hecho sucede en una situación en que países como Ecuador, Chile y Bolivia vienen afrontando difíciles momentos de convulsión social, económica y política interna y de ser cierto que lo sucedido en Brasilia con la toma de la embajada de Venezuela cuenta con el apoyo o “facilidades” del gobierno de Bolsonaro estaríamos en una nueva situación en la Región: “la importación de conflictos alentada por países que deberían guardar una posición respetuosa en la política de los demás países”.