Están disueltos, pues

https://elpais.com/deportes/2019/10/12/actualidad/1570844672_066863.html

DIME QUE NO SE PUEDE PARA HACERLO

La hazaña del keniata Eliud Kipchoge de correr un maratón por debajo de las dos horas.

Publicado: 2019-10-12

La hazaña que acaba de lograr el keniata Eliud Kipchoge, hacer un maratón en menos de 2 horas (01:59:40) celebrada por muchos pero criticada también por otros por las facilidades o “ayudas” científicas, tecnológicas y logísticas que no deberían estar en el centro de atención o de las noticias.

Desde que empezó a prepararse este desafío quedó claro que la marca alcanzada por Kipchoge de 01:59:40 no sería registrada como récord por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) y no es mi intención debatir los innumerables cuestionamientos (el acompañamiento de “liebres” y de un auto guía en todo el recorrido, la elección y establecimiento de la ruta, el clima, los “ideales” de la competencia del maratón dejados de lado y seguro muchos más).

Sin embargo, en caso se llegue a derribar el muro de las 2 horas en un maratón de competencia oficial, la hazaña que hoy logró Kipchoge definitivamente ya tiene un lugar en la historia. Y no solo por el inédito y hasta ahora inalcanzable tiempo, sino porque ha roto un paradigma ES IMPOSIBLE QUE UN SER HUMANO CORRA UN MARATÓN EN MENOS DE 2 HORAS.

Kipchoge ha dicho hoy al mundo DIME QUE NO SE PUEDE PARA HACERLO. Nos abrió la puerta para derribar esa barrera mental que todos nos ponemos alguna vez porque nos lo dicen o peor aún nos lo decimos.

El deporte y el atletismo en particular cuentan con innumerables historias sobre marcas “imposibles” que una vez que se rompen se inicia un nuevo camino, una nueva carrera para superarlas.

Por ejemplo, apenas hace 5 años el récord estaba en 02:02:57 en poder del también keniata Dennis Kimetto, (Berlín 2014) hasta que Eliud Kipchoge lo derrumbó con 02:01:39, y apenas hace unos días en Berlín el primer lugar del etiope Kenenisa Bekele estuvo apenas a 3 segundos de rebajar el tiempo de Kipchoge. Es decir, ya había empezado la carrera no solo física, sino mental.

Y sin tener dotes de adivino o clarividente, me atrevo a pronosticar que tras la hazaña de hoy de Eliud Kipchoge, como máximo en los próximos 3 años, en una competencia oficial de la IAAF, los runners, maratonistas y el mundo seremos espectadores privilegiados para ver como un ser humano logrará un maratón debajo de las 2 horas.

Mientras tanto cada uno de nosotros puede ser un Kipchoge al momento de derribar los muros que nos ponen o nos los ponemos al correr, al estudiar, al trabajar, al amar, al emprender una lucha personal por razones de salud, social, económica, política o de cualquier otra índole. La carrera ya empezó ¿Para ti también?


Escrito por

Herless Alvarez Bazán

Periodista de oficio, humanista, ambientalista y runner por convicción.


Publicado en